Conversaciones feministas

En verano me siento a la sombra de un árbol. Con V., con A., con O. y J. o con C. Y conversamos. Conversaciones que no sabemos dónde nos llevarán (o sí). Y me gusta , regreso a mi casa diferente. Con una sensación de haber llenado huequitos y haber vaciado otros.

No es la primera vez que escribo sobre el arte de conversar, (aunque tratado desde un punto de vista algo diferente); parece una tontería pero conversar es un arte, sí, difícil y al alcance de pocas personas, más por desconocimiento o porque nunca nos enseñaron a conversar como es debido. Y aún así, me diréis, sobre todo algunos, las conversaciones conversaciones son. Oye, pues no. A conversar se aprende.

Para mí, además, no es lo mismo, en general, conversar con mujeres que con hombres.

¿Qué pasa con los hombres?

Libro de Rebecca Solnit

Hacen mansplaining. Es raro encontrar un hombre (compañero de trabajo, amigo, pareja, familiar…) que en algún momento de tu existencia no te explique algo que tú ya sabes. Como le sucedió a Rebecca Solnit (la que acuñó el término y a la que un hombre le «dio lecciones» con el libro que ella misma había escrito (él tenía tan pocas ganas de conversar y tantas de alimentar su ego que ni siquiera se molestó en saber quién era). A mí, en alguna ocasión, me han explicado mi trabajo, un hombre completamente ajeno a él, hasta con poco interés en lo que hacía. Incluso me han llegado a explicar cosas que yo previamente les había explicado a ellos. No sé, quizás, pensaron que en algún momento, perdí la memoria. Me llevan los demonios. Y no, esto no es conversar.

Dan de comer a su ego, igual quien da de comer a las palomas en el parque. Esto lo puedes encontrar en todo tipo de personas, aunque bien es cierto que se da mucho en hombres debido a la socialización y educación que han recibido. En situaciones así, cualquier intento de conversar desembocará en un «yo», «yo», «yo»… Aburrido. De hecho, son bastantes las mujeres que me han comentado que a la hora de ligar, por ejemplo, es difícil encontrar un hombre que no se pase el tiempo hablando de sí mismo y de sus hazañas patriarcales. A esto me gusta denominarles los hombres yo-yo. Me llevan los demonios. Y no, esto no es conversar.

Por tanto, no escuchan. Escuchar, escuchar de verdad, es una parte importante de la conversación. Quien anda inmerso en su reflejo, cual narciso, no te va a escuchar. Anulará tu experiencia, tus emociones, tus necesidades. Aprovechará cualquier cosa que comentes para hablar de él. Así, tu llegarás contenta de contar tus vacaciones en Barcelona y él ni siquiera te preguntará qué tal (o que la boca pequeña) e inmediatamente empezará algo del estilo: pues yo aquella vez que estuve en Barcelona en 1992… ¿Qué? ¿Viste a Cobi? Y así quedará enterrada como las semillas tus ganas de hablar de Barna o de lo que sea. Tú comentario tendrá siempre por respuesta un yo (ver párrafo anterior si está leyendo en diagonal). Me llevan los demonios. Y no, esto no es conversar.

Libro de Susana Martín Gijón
Libro de Chantal Akerman

En general, vivimos en una sociedad individualista que se mira mucho el ombligo (entiendo que también por si se queda atrapada alguna pelusa) donde importa nuestra imagen, nuestra apariencia, qué transmitimos en la vida real, y sobre todo, en las redes sociales. Una sociedad en la que queremos estar por encima de los demás, ser el centro, acaparar. Así es difícil, sino imposible tener conversaciones transformadoras y reflexivas. Simplemente, surge la frustración y las ganas de alzar la bandera blanca y de decir: lo que tú digas, ale.

Yo, en estos casos me refugio en la literatura.

Afirma Constantino Bertolo en su libro ¿Quiénes somos? 55 libros de la literatura española del siglo XX, que la literatura es conversación (podemos conversar con los libros y olvidarnos de las personas, aunque es conveniente y sano combinar ambas). Dice en la introducción que podemos plantearnos qué preguntas le hacemos a la literatura y cómo nos respondería ella.

De alguna forma, es hablar con una misma y con los demás, aprender a escuchar. Puedes conocer tantos tipos de personas diferentes, lugares, situaciones, vidas, formas de hacer las cosas, que sencillamente tendrás que renunciar a tu ego y escuchar, ponerte en el lugar de los personajes con los que estás intimando a través de la lectura.

Aprenderás a conversar con las personas en la vida real y con la propia literatura que te proporcionará no sé si respuestas pero sí preguntas, te pondrá ante ti misma y ante tus certezas.

¿Qué es para mí conversar?

Brigitte Vasallo
Libro de Grace Paley

Estimular con información poco corriente, ofrecer alternativas y especular con posibilidades (claro, sin ser pedantes). Hombres no tenéis que quedar siempre por encima.

Preguntar sobre lo que te están contando. Nada de responder con un «yo».

Despertar interés, con información poco corriente o un punto de vista no común.

Escuchar activamente y observar. Volvemos a renegar de la verborrea y el mansplaining.

Ser empática no es dar consejos, decir lo que tú harías, quitarle importancia a lo que están contando. Todo esto es otra cosa y no suelen ser bienvenidas si una persona antes no se ha sentido escuchada y entendida. Ser empática es sencillamente comprender a la otra persona y sentir curiosidad por lo que siente, piensa aunque tú no estés de acuerdo.

-Tener sentido del humor

¿Cómo se puede aprender a conversar?

-Entendiendo el lugar desde donde habla la otra persona (burbuja lógica).

-Rechazando generalidades rotundas.

-Sabiendo estar en desacuerdo de forma cortés.

-Observando cómo conversar otras personas.

-Jugando a las posibilidades.

Y todo emerge, del interés, la actitud, la apertura y, por supuesto, los libros con los que nos encontramos.

*os dejo en la imágenes libros con los que he conversado recientemente o tengo pensado hacerlo 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s